Leyenda del hotel Fairmont Empress

Leyenda del hotel Fairmont Empress

Los hoteles son lugares de descanso que se esfuerzan por ofrecer una estancia agradable a los huéspedes, poniendo a su alcance todas aquellas cosas que le sean necesarias para que suceda: cuartos cómodos, comida deliciosa, áreas de recreo, salones para fiestas y conferencias, etc. Sin duda los clientes toman muy en cuenta todas estas opciones, pero, a ultimas fechas hay un elemento mas que influye en las decisiones de la gente al momento de escoger donde alojarse, y esto tiene que ver con fantasmas.

El numero de sitios de hospedaje embrujados ha aumentado mucho últimamente y entre ellos podemos encontrar al Fairmont Empress, uno de los mas antiguos y famosos de Victoria, mismo que ha sido designado como un sitio histórico nacional de Canadá. Fue construido entre 1904 y 1908, en Government Street, frente al puerto interior. Pero la construcción principal no se dio abasto y se hicieron ampliaciones en 1909, 1914, y 1928. Tiempo en el cual, pasaron por ahí; reyes, reinas, estrellas de cine y muchos otros famosos.

La parte del encantamiento corresponde a que por sus pasillos se aparece un fantasmal hombre delgado, el uso bigote y se ayuda de un bastón para caminar, debido a su apariencia se tiene la certeza de que es el espíritu de Francis Rattenbury, el arquitecto del edificio. Otros espectros famosos son una mucama que limpia en el sexto piso y una niña que está ligada a una habitación específica, pero no diremos cuál es, conservaremos el secreto para aquellos que se sientan aventureros y quieran vivir un momento impactante.

Durante la década de los 60’s, un empleado de construcción vio una figura balanceándose desde el techo mientras trabajaba en el piso superior de la torre oeste; al parecer, ahí se había ahorcado una persona un año antes. También se ha denunciado el hecho de que una anciana en pijama, aparentemente confundida toca las puertas de las habitaciones, cuando los huéspedes la acompañan a su cuarto, ella los encamina hasta el asesor, e inmediatamente desaparece. Esto recuerda a una viejecita que murió de causas naturales cuando aún existía ahí una habitación, antes de que fuera demolida para instalar mas elevadores.

Sin duda este hotel tiene leyendas de terror suficientes para convertirse en un destino predilecto para los turistas paranormales que al parecer cada día aumentan en número.